CABO VERDE VISTO POR EL DIRECTOR

Cabo Verde es un pequeño país con pocos recursos, y su economía no tiene por ello posibilidades de generar uno de esos milagros económicos que a veces transforman rápidamente algunos estados.

Sin embargo, esta nación criolla, que, por otra parte, generosamente va más allá del territorio del archipiélago de Cabo Verde en comunidades que preservan nuestra cultura en diferentes países, desde los Estados Unidos a Portugal, Francia, Holanda, Italia y otros abundancia sin por eso entrar en choque con esas comunidades de acogida, ha logrado paulatinamente subir la vertiente del progreso, elevando, sensiblemente el nivel de vida del ciudadano cabo-verdiano, escalando escalones de desarrollo, demostrando haber conquistado un estado maduro y sostenible de convivencia democrática, garantizando estándares de salud y seguridad por encima de algunos países que gozan ya de demanda turística significativa, alcanzando un nivel de alfabetización notable, hasta el punto de prepararse para verter en la enseñanza escolar su rica experiencia lingüística tradicional criolla.

Y en este contexto de autoestima en lo que a los valores tradicionales, culturales y sociales se refiere, por un lado; pero de apertura al mundo (como demuestran esas comunidades dispersas por continentes e islas), y también la morabeza acogedora que caracteriza nuestro comportamiento, no sólo entre nacionales, sino también para que nos visite, por otro lado, que el fenómeno espantoso del turismo gana más sentido y valor en Cabo Verde.

Por eso; que es una de las más grandes de la historia de la humanidad, que se ha convertido en una de las más antiguas del mundo. la riqueza del propio reparto que es el acto turístico de quien elegir venir a Cabo Verde.

 

Manuel António (Patone) Lobo

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com